Una situación externa como enfermedades contagiosas o conflictos internos de un país, pueden producir en los turistas la necesidad de cancelar su reserva de hotel. Sin embargo, si esta situación se sale de control, las cancelaciones masivas pueden representar una pérdida para los hoteles.

Para poder afrontar estas situaciones, es importante entender 4 pilares fundamentales, que son los que ayudarán a gestionar las cancelaciones de forma correcta y sin afectar las finanzas del hotel.

Analizar cuál es el país de origen de los clientes

En situaciones como la actual, con el coronavirus, es posible que los mercados asiáticos se retracten de viajar, por lo que es importante conocer los países de origen de nuestros clientes.

De esta manera, podemos estar preparados con antelación a sus posibles reacciones e incluso hacerles propuestas para re-programar sus reservas si la situación lo amerita.

Buscar mercados menos conservadores

Algunos países y sociedades son más sensibles que otros ante cualquier eventualidad. Esto produce que los clientes se alarmen y decidan empezar a cancelar sus reservas.

En caso de producirse algún caso como este, es importante optar por aquellos mercados que busquen estadías más largas y que no estén bajo ninguna situación de riesgo. Una opción es la de ofrecer ofertas.

Política de cancelaciones

Este paso es extremadamente importante porque de él depende que tu cliente se sienta interesado o no en regresar al hotel. Si no mides cada una de las reservas en función del cliente, tendrás problemas con una buena parte de ellos.

Lo mejor en casos como este es buscar una solución flexible e intermedia para ambos como posponer la reserva sin devolver el pago, per garantizando las fechas.

Cuidar las pre-reservas

Es muy importante al momento de gestionar las pre-reservas de ofrecer al cliente una solución en caso de cancelaciones, de lo contrario, una cancelación masiva podría perjudicarte de forma grave.

Establece un plazo, por ejemplo, de 21 días antes de ingresar al hotel para cancelar, si para ese entonces no se hizo cancelación, entonces puedes gestionar otras fechas de viaje o una devolución parcial del dinero. En última instancia, notificar que ya no se puede cancelar la reserva.