ADR Indicador
Existe una gran diferencia entre los negocios exitosos y aquellos que no lo son, la principal diferencia es que los exitosos conocen los indicadores claves de su negocio. Para la hotelería existen muchos indicadores que te ayudarán a comprender tu negocio y volverlo exitoso, el más básico es la tarifa diaria promedio (ADR), un indicador clave de rendimiento que los hoteles utilizan para rastrear su éxito durante un período de tiempo específico.

¿Qué es el ADR?

Esta es una medida que te permite saber cuánto pagan los huéspedes en promedio por una habitación, es decir, es su precio medio de venta. Probablemente te estarás preguntando cómo se calcula el ADR. Para obtener esta medición es necesario dividir el ingreso bruto total obtenido de las habitaciones entre el número de habitaciones vendidas.

ADR = Ingresos por habitación/ habitación vendida

Por ejemplo, si su ingreso total para un día es de $300,000 y tiene 10 habitaciones vendidas, su ADR es de $30.000 ($300,000 ÷ 10 = $30.000).

Obviamente, puede ser más complicado que esto y puede ser útil tener una herramienta que pueda calcular los datos por usted. ADR no tiene en cuenta las fluctuaciones estacionales o los diferentes períodos de tarifas, pero sigue siendo una buena medida para comparar su hotel con la competencia y medir las tendencias en su propiedad.

¿De qué me sirve este cálculo?

Que el ADR suba es un indicador de que los ingresos de hotel también van en aumento. Con el historial de desempeño del hotel podrás comparar el ADR y medir el crecimiento. El tener esta medida te permite desarrollar un plan de gestión de ingresos de manera óptima, aprovechando las temporadas altas y administrando los activos de manera inteligente en las temporadas bajas.

A continuación hay algunos consejos útiles para mejorar su ADR:

1. Paquetes, promociones y extras.

Los paquetes son cualquier tarifa que empareje el alojamiento con un complemento; podría ser desayuno gratuito, estacionamiento gratuito o un boleto para un evento o atracción local.

Eche un vistazo a estos métodos para asegurarse de que sus paquetes ofrezcan una experiencia única.

Las promociones son tarifas especiales que pueden cambiar según:

  • La temporada o período de vacaciones;
  • Si el invitado es un VIP; o,
  • Desea capitalizar un evento.

Puede ser aún más específico al ofrecer cosas como promociones solo por una red social o por su propia página web.

Los extras son un gasto adicional que los huéspedes solo se darán cuenta de que quieren durante el proceso de reserva. Esto podría incluir artículos como champán y chocolate almacenados en su habitación, servicios de transporte desde el aeropuerto o actividades como tours por la ciudad.

2. Eventos y tours.

Vender boletos para eventos locales, tours u ofrecer alquiler de autos es una buena oportunidad de punto de venta para aumentar sus ingresos por cliente, así como proporcionar una experiencia más satisfactoria para su invitado.

3. Vende tus productos de hotel

Si le ofrece a sus invitados la oportunidad de comprar su champú, toallas de baño y playa, piezas de arte, ropa de cama, etc., puede proporcionarle ingresos adicionales e incluso puede ahorrarle el costo de reemplazar artículos que los invitados ‘accidentalmente’ empacan su propio equipaje cuando parten.

4. Referencias y negocios de devolución

Si sus invitados le brindan comentarios positivos sobre la finalización de su estadía, aliéntelos a compartir su experiencia con familiares y amigos, y en las redes sociales para generar más reservas y conciencia de marca.

También puede configurar a los invitados con un código de promoción para obtener un descuento la próxima vez que se queden. Esto fomenta el retorno del negocio y lo ayuda a mantener una tasa de ocupación constante .

5. Acomodar viajeros flexibles

Algunos viajeros no tienen un itinerario establecido ni se permiten flexibilidad con su horario, así que aproveche la oportunidad de aumentar su ocupación e ingresos incrementales al ofrecer a los huéspedes un descuento por una noche de estadía adicional.